21. nov., 2016

Jornada 7 Juveniles

Derrota merecida en un mal partido.

Nuestro juvenil, se enfrentaba al Lagun Onak de Galdakao el sábado en nuestro campo.

Este es el peor partido que han jugado en lo que va de temporada, y la verdad que no fue por juego, ya que los dos equipos desplegaron todo su potencial.

Los de Galdakao, fueron muy superiores en esta faceta, haciendo jugadas muy elaboradas, con muchas jugadas de estrategia y con un despliegue táctico que no habíamos visto en lo que va de temporada.

Nosotros seguimos explotando nuestro potencial físico y nuestro empuje hasta el final, pero con estos equipos tan bien trabajados sirve de muy poco.

Los visitantes se adelantaban en el marcador y seguido hacían el segundo, y en ese momento fue en el que nos fuimos del partido, endurecimos el partido y en cada jugada se buscaba más el contacto que el balón.

Esta actitud no es lo que queremos ver en el campo, ya que sabemos jugar y tenemos un buen potencial y recursos para hacer otras cosas.

Asier intento por todos los medios posibles, que los suyos se relajasen con correcciones continuas cambios y pidiendo los tiempos muertos para intentar cambiar, pero no lo pudo conseguir.

De esta forma los visitantes se marchaban en el marcador hasta el 1 – 5, y no solo eso, sino que encima nos quedábamos con uno menos, bien expulsado, todo hay que decirlo, ya que hacíamos una falta en pista contraria con la mala fortuna de lesionar a un rival.

Desde aquí esperamos que no sea nada y que pronto le veamos en el terreno de juego.

La expulsión fue el punto de inflexión, defendimos bien el 4 contra 3, con un gran derroche físico y conseguimos recortar distancias en el marcador, llegando a ponernos 4 – 5, y teniendo dos ocasiones muy claras de empatar.

En definitiva, derrota merecida ante un equipo muy superior que nos superó en todas las facetas del juego.

El sábado visitaremos al Gora Bilbao, en otro partido que será muy difícil para los chicos de Asier.