16. ene., 2017

Jornada V 2ª regional G I.

El Derioko Txorierri ganó el partido, dio un golpe de autoridad ante el Otxartabe y afianza su liderato en la liga.

Los de Eder Fernandez supieron controlar un partido que desde un principio se preveía bronco y atascado. La grada, muy pegada a los banquillos, hizo que la afición fuese un estímulo para los de casa y un factor de presión para los visitantes.

Desde un primer momento salieron a tocar la bola y a probar suerte con lanzamientos desde fuera. El primer gol vino de las botas de Cerrato, que con el Otxartabe muy metido en su campo, le pegó desde la frontal anotando el primero.

El Otxartabe no se vino abajo y se aprovechó de un despiste para igualar el partido. No obstante, la constancia y un juego más fluido hizo que Cerrato ampliase la distancia en el marcador anotando el segundo del Txorierri.

La segunda parte, algo más descontrolada y con mayor presión para los de casa, hizo que el partido se volviese algo más lento y atascado. De las botas de Javier y tras una jugada de los de Eder llegó el tercero, que aumentó la diferencia y provocó una mayor tensión en los locales.

Las numerosas faltas del Otxartabe provocaron dos dobles penaltis que, primero Javier y luego Julen, no supieron aprovechar. A escasos minutos del final, un jugador del Otxartabe fue expulsado al recibir la segunda amarilla.

Victoria merecida para el Derioko Txorierri que se afianza en el primer puesto y lidera el campeonato un punto por delante del Iraultzaileak.