20. feb., 2017

Jornada 18 primera Juvenil

Partido muy emocionante el vivido en Tabira.

El Pozgarri consiguió tres puntos en un partido, en el que los dos equipos se fundieron físicamente, un partido con muchas ocasiones en las dos porterías en la que los visitantes estuvieron más acertados.

El partido empezaba con 10 minutos de retraso, debido a que tanto los visitantes como los colegiados se equivocaron de campo y los eventos deportivos que había en Durango les impedían salir del pabellón de Landako.

Con el pitido inicial. Llego la primera ocasión de los visitantes y el primer gol, Iraitz desde más de tres cuartos de pista, chuto y cruzo el balón al palo largo del portero que no llego a despejar el balón, anotando un bonito gol.

Los locales llegaron en varias ocasiones a la portería defendida por Iker, y en una de esas consiguieron el empate, en una gran jugada colectiva.

Los de Derio siguieron trabajando y antes del descanso anotaron otros dos tantos, pero los de Durango acortaban distancias en un error defensivo.

Con el 2-3 llegamos al descanso y en la reanudación un saque en largo de Iker de nuevo Iraitz, esta vez de cabeza, anotaba el cuarto.

Seguido en un forcejeo, expulsaron a un jugador de cada equipo, y en el 3 contra 3, los de Derio anotaron el quinto tanto.

Desde ese momento, sufrimiento y derroche de fuerza  de ambos equipos, el Sasikoa recortaba distancias conseguía marcar 2 goles, pero los visitantes muy bien en defensa conseguían mantener el resultado estando sin cambios y terminando el partido extenuados.

Desde aquí felicitamos a los dos equipos por el esfuerzo y por el partido tan bonito que jugaron.

Hacía mucho tiempo que no disfrutábamos de un partido así.